Desde BikerSOS te damos algunos consejos para que frenes de forma adecuada y no pierdas el control de la moto.

Una pregunta que posiblemente se te ha pasado alguna vez por la cabeza es: ¿cómo debo frenar? Frenar la moto de forma segura es una cuestión compleja en el tráfico diario y aún más cuando se frena en seco en una situación crítica. Muchas veces no se le da la importancia que corresponde a esta cuestión, y es que a veces, cuando se trata de temas en los que podemos poner nuestra vida en riesgo, preferimos ni pensarlo. Pero aprender a frenar de la mejor forma posible es de máxima importancia para conducir seguros. Recuerda que tu seguridad siempre es lo primero.

Para saber cómo frenar de forma adecuada, te dejamos algunos aspectos que debes tener en cuenta:

1 – Conoce bien tu moto

En primer lugar, si algo debe conocer bien un motorista es su moto. Es importante que durante los primeros metros de cada trayecto, se compruebe el «estado actual» de los frenos con un apretón de prueba. En especial, esto es importante después de períodos prolongados sin coger la moto. Es importante conocer el comportamiento de frenado de tu moto y practicar diferentes maniobras de frenado. La práctica regular te ayudará a reaccionar rápida y correctamente en caso de frenada de emergencia. Algo que puede sernos de gran ayuda es la formación en seguridad. Muchos motoristas se forman para aprender a ser lo más eficientes posibles y poder evaluarse a ellos mismos y a sus motos cuando conducen. Esto te ayudará a ser más consciente de tu conducción y, por supuesto, seguridad.

2- El frenado de emergencia

Durante el frenado de emergencia existen grandes fuerzas que actúan sobre el conductor. Por eso, es importante tener una buena posición corporal. ¿Cómo? Presiona las rodillas contra la moto,  coloca la parte superior del cuerpo lo más erguida posible y no estires los brazos completamente. Por lo tanto, el secreto de una parada de emergencia exitosa es, además de los requisitos técnicos: mucho tacto y control corporal.

3 – Frenar correctamente

Las motos suelen tener dos frenos, el delantero y el trasero. Durante una maniobra de frenado, el peso del piloto y de la moto se desplaza en gran medida hacia la parte delantera. Por lo tanto, es importante conocer la distribución correcta de la carga de las ruedas. Debido al desplazamiento dinámico de la carga del eje hacia la parte delantera, se puede generar una gran energía de frenado con el freno de la rueda delantera.

En palabras sencillas, esto significa que los frenos deben pisarse con mucha más fuerza en la parte delantera que en la trasera, ya que la rueda trasera puede conseguir un efecto de frenado mucho menor debido a la reducción de la carga.

4- ABS, ¿cómo funciona?

Los sistemas de ABS, según la normativa Euro 4, son obligatorios desde 2016 en todas las motos nuevas. Este sistema antibloqueo de frenos o ABS, para abreviar, evita el bloqueo de las ruedas y reduce así el riesgo de caída, ya sea para una frenada de emergencia o para un frenado excesivo en superficies resbaladizas y deslizantes.

El ABS permite frenar con seguridad en superficies resbaladizas o húmedas. Si también se instala el ABS en las curvas, también aumenta nuestra seguridad en las mismas. Durante las maniobras de frenado más comunes, la diferencia entre las motos con y sin ABS es apenas perceptible. Sólo cuando una rueda ha alcanzado el límite de bloqueo, el ABS entra en el rango de control y se hace perceptible para el conductor. Los sistemas de frenado antibloqueo impiden que las ruedas se bloqueen y, por tanto, pueden evitar que la rueda delantera se doble y la trasera se desvíe.

5- Observa todo

El funcionamiento correcto de los frenos puede ser vital. Por lo tanto, debes familiarizarte de antemano con la moto y los sistemas de frenado de los que dispones. Observa tu moto cada vez que la conduzcas y ve probándola poco a poco. De este modo, nada se interpondrá en el camino de una temporada tranquila sin sustos por este motivo.

Consejo de BikerSOS:
Una buena frenada empieza por sentarse correctamente. El cierre de las rodillas y la posición del cuerpo ayudan a soportar el menor peso posible sobre el manillar. Aumenta la presión de los frenos de forma rápida y continua en lugar de apretar la palanca de forma repentina. Esto evitará que el freno se bloquee. Si ocurre, suelta el freno un poco y vuelve a pisarlo.

Para una mayor seguridad en caso de accidente, activa la App de BikerSOS y recibe ayuda lo antes posible.